Ads 468x60px

Featured Posts

viernes, 30 de agosto de 2013

:: Detalles del Templo de Santa Mária Bathá ::

Entrada principal de la Bóveda de mampostería anexa a la Sacristía del templo. conserva su puerta original de madera, data del siglo XVI.
Redacción: Darío Ortiz

Antiguo Sagrario de madera tallada y policromada, procede del siglo XVII, en la puerta del nicho central observamos una pintura del Sagrado Corazón.
Redacción: Darío Ortiz

Detalle de los paredones de la bóveda, podemos observar los gruesos muros de piedra con cal y el marco de madera de la puerta original.
Redacción: Darío Ortiz

Detalle del piso de la puerta principal de la bóveda, podemos observar el tezontle y la cal con la que se construyó la bóveda y el marco de madera de la puerta ya desgastada por el tiempo.
Redacción: Darío Ortiz

:: Revista Conoce tu Historia... Tu Municipio - 04 - Santa Mária Batha


miércoles, 21 de agosto de 2013

LA GLORIETA DE TEZONTEPEC Y SU MONUMENTO PERDIDO

Hace apenas unos 20 años...

___________________________________________


¿Quién en Tezontepec no recuerda este famoso monumento?




Bueno, quizás los jóvenes que hoy tienen veinte años y menos definitivamente ya no tienen esta imagen presente en su mente pues prácticamente es el tiempo que lleva de ya no existir.

Hasta la fecha se le conoce como "La Glorieta" al tramo de carretera que se encuentra frente a la recién instalada tienda de electrodomésticos"Elektra" (la Avenida Insurgentes a su salida de Tezontepec para Los Hoyos). Muchos se preguntarán el porqué de el nombre que se le da a este lugar, pues bien, el monumento que observan en la foto se encontraba precisamente en medio de ese lugar, era el famoso monumento a Juan Aldama, el personaje histórico considerado "héroe de la Patria" por el cual nuestro municipio lleva su apellido y razón también por la cual al lugar se le dio el nombre de "Glorieta".  La escultura del rostro de Juan Aldama ya se encontraba desde principios del siglo XX en el jardín del Centro de Tezontepec, pero en ese tiempo lucía en lo alto de una hermosa columna de cantera colocada frente a la pérgola que adornaba el centro del jardín, pero fue retirado de ese lugar cuando el presidente municipal Rafael González  remodelara por primera vez el jardín en la década de los sesentas recolocando el busto de Aldama en su nuevo sitio sobre la Glorieta de Tezontepec. 

Hasta este nuevo monumento  llevaban arreglos florales y hacían una serie de homenajes cívicos los presidentes municipales, ante todo durante la temporada de fiestas patrias (recuerden que en Tezontepec es un maratón de desfiles cívicos que comienzan el 13 y concluyen el 16 de septiembre en diferentes comunidades entre ellas Huitel, Presas, Mangas y la Cabecera de Tezontepec). 

Sin embargo el desdichado monumento vio su fin apenas unos veintitantos años después de su construcción, fue destruido en la década de los noventas. El motivo oficial: pues resulta que don Juan Aldama era el freno devastador de motociclistas y automovilistas que entraban o salían a toda velocidad y muchas veces en estado de ebriedad durante sus noches de parrandas en Tezontepec y aproximándose al monumento en la Glorieta iban a estamparse directamente en éste ocasionándole daños tanto al monumento como a ellos mismos,o bueno eso es lo que se dijo por esos días. 

Como una medida de seguridad las autoridades de aquel entonces decidieron retirar a don Juan Aldama de su pedestal definitivamente y fue así como desapareció la gran pared de block, concreto y azulejo sobre la cual se encontraba su soberbio busto dorado, con todo y su asta bandera. 

¿Y qué fue del busto del héroe patrio de Tezontepec? Pues por muchos años nadie se tomó la molestia de saber a dónde se lo llevaron hasta que algunos años después apareció arrumbado en los restos del también demolido teatro del pueblo junto a la "Casa del Maestro". Apenas hasta el año 2010 para celebrar las fiestas del Bicentenario, las autoridades municipales de ese periodo le dieron una repintada y lo mandaron colocar en el monumento a Miguel Hidalgo que se encuentra en el Jardín de Tezontepec. 

Allí permanece hasta la fecha a la vista de todos los ciudadanos que a diario circulan por ese lugar junto al busto del "Padre de la Patria" y contemplando el diario transcurrir de la historia de Tezontepec de Aldama, el municipio que lleva su apellido. 

Una gran coincidencia que el Santo Patrón de Tezontepec se llama Juan y el Héroe patrio del municipio también se llama Juan.... esta entonces es la tierra de los juanes. 

Redacción: Lic. Darío Eduardo Ortiz Quijano

Agradecimiento por la fotografía: Sr. Nicolás Ortiz. 
La fotografía fue tomada en el año de 1992.

LA TRISTE HISTORIA DEL TEATRO DEL PUEBLO DE TEZONTEPEC

Un patrimonio arquitectónico e histórico perdido.....
Si aún existiera estuviera cerca de cumplir ya sus setenta años de existencia o quizás hasta más, éste lugar fue el escenario por naturaleza durante casi prácticamente todo el siglo XX de los más importantes eventos sociales y políticos que marcaron la historia de Tezontepec de Aldama ante todo de su cabecera municipal. Pero al igual que muchos otros inmuebles históricos en México, la ignorancia de las personas, las malas decisiones de quienes tienen el poder y la falta de valor o indiferencia que le da el pueblo a su patrimonio causan la pérdida definitiva de lugares, edificios y construcciones que fueron un pilar fundamental en la consolidación de la identidad de la gente y de su historia. 

Este es el triste caso del Teatro del Pueblo de Tezontepec que si bien no era una grandiosa construcción con un orden arquitectónico sofisticado, lleno de lujo ni construido por grandes arquitectos novohispanos, este edificio representaba el arte del pueblo, la visión, el trabajo y el gusto popular de la gente de Tezontepec que vivió durante la primera mitad del siglo XX es decir entre los años de 1930 a 1950 cuando este teatro tuvo sus orígenes y que a fin de cuentas estos elementos son los que verdaderamente valen mucho más en la devenir de la historia de un pueblo como Tezontepec. Hoy ya no podemos apreciarlo, nuestras generaciones de niños y jóvenes actuales ignoran su existencia y por extensión todos los acontecimientos que en este teatro ocurrieron, a menos que un adulto mayor les haga saber sus recuerdos sobre este lugar. Se preguntarán ¿en dónde estaba ubicado?, ¿Cómo era?, ¿Qué eventos se hicieron en él?,¿Cuándo y por qué fue destruido? ....


Recreación artística del Teatro del Pueblo de Tezontepec. Técnica artística: Lápices de colores y crayola sobre opalina. Dibujó y pintó: Darío Eduardo Ortiz Quijano. Basado en las fotografías que se conservan del antiguo Teatro Municipal.


Bueno, la primera respuesta es muy sencilla, se ubicaba a un costado de la "Casa del Maestro", exactamente a la derecha de la misma (afortunadamente la Casa del Maestro y una parte del antiguo Cine Corona no han sido destruidos pues son el último testimonio de los edificios originales que existieron en el centro de Tezontepec). Todavía hoy podemos ver en medio de la Casa del Maestro y de el pequeño edificio de Correos el terreno baldío, descuidado, enyerbado y ruinoso que quedó del espacio donde se levantaba este hermoso y sencillo Teatro del Pueblo de Tezontepec. 

Si lo describiéramos diríamos que no era muy grande pero si tenía la capacidad para presentar a todo un grupo de políticos, mariachis, ballet folklórico y demás personalidades sobre su explanada que era de forma cuadrangular y se levantaba sobre una terraza de más de metro y medio de altura aproximadamente construida con piedra negra y cal (mampostería). 

Al fondo tenía un paredón de piedra y lodo aplanado con cal que le brindaba una bella tonalidad blanca y que remataba con tres arcos invertidos que le daban un aire renchero y colonial al mismo tiempo. Toda la superficie de la pared estaba enmarcada por una hermosa cornisa de tabique rojo, a la usanza de los edificios provincianos posteriores a la época de la revolución. 

Tenía dos puertas por donde salían y entraban los artistas una a la derecha y otra a la izquierda, las cuales estaba enmarcadas también con pretil de tabique rojo y sus esquinas superiores estaban redondeadas aunque el acceso para que los artistas entraran al teatro era por la Casa del Maestro la cual a su vez servía de vestidores y camerinos. Todo el conjunto pues reflejaba el gusto de la gente de ese entonces en sus edificios públicos, tenía un toque pueblerino, era un edificio vernáculo, es decir construido con los materiales y el estilo arquitectónico rural propio del pueblo. 

Éste teatro fue el lugar a donde los candidatos a presidentes municipales y demás políticos hicieron sus mítines masivos durante años, a donde se recibieron con bomba y platillo a los gobernadores, diputados y demás autoridades en sus esporádicas visitas a Tezontepec.
Fue el lugar oficial donde cada 15 de septiembre el presidente municipal llevaba a cabo la famosa ceremonia del "Grito de Dolores", era entonces cuando los estudiantes de la primaria vestidos de campesinos y con antorchas en las manos formaban una valla desde la puerta de la Presidencia Municipal hasta el teatro para escoltar al presidente y a la bandera nacional que salían desde el Palacio para dar el "Grito" en este teatro y de fondo la Banda de Guerra de la Secundaria interpreta sus gallardos temas militares , realmente era toda una ceremonia cívica. 

El teatro fue escenario también de los apasionados cierres de campañas de los candidatos a presidentes municipales a principios de los años noventas, ante todo en el 90, el 93 y el 96, cuando Tezontepec se caracterizó porque muchos de sus habitantes radicalizaron sus ideologías políticas llevándolos incluso a serios enfrentamientos personales. 
Y finalmente, fue el lugar a donde se presentaron artistas, grupos musicales, ballets folklóricos, bailarines y demás espectáculos para el pueblo, función que el teatro cumplió cabalmente durante todo el tiempo de su existencia. 


Cierre de campaña (Elecciones a Presidente Municipal en noviembre de 1990). Fotografía: Nicolás Ortiz P. 


Ya no recibió el año 2000, fue destruido muy cerca del año de 1999 cuando también se remodeló el jardín de Tezontepec colocándole y retirándole elementos que no le favorecieron mucho. Pero el teatro sin ninguna explicación fue demolido y sus escombros retirados del lugar, ya se veía descuidado y abandonado quizás a consecuencia de los conflictos entre las autoridades municipales y los maestros propietarios de la Casa del Maestro quienes argumentaban que toda la propiedad incluido el teatro era perteneciente al magisterio y no al ayuntamiento. 

El teatro deteriorado y abandonado hacia 1998. 
La orden de destruirlo no se sabe de dónde vino si del magisterio o del ayuntamiento, pero la realidad es que desde aquél entonces hasta la fecha el lugar donde se encontraba se convirtió en un terreno baldío, lleno de basura y de hierbas a donde actualmente se estacionan coches, se juntan botellas de plástico para revenderlas, un tiempo se estableció un vendedor ambulante, en fin... no tiene aparentemente ningún uso provechoso. 


Tezontepec se quedó sin teatro hasta que en el año 2003 las autoridades municipales de entonces construyeron uno nuevo, muy sencillo fabricado con concreto, varilla y block sin ningún valor arquitectónico ni estético pero con el fin de recuperar el espacio para la presentación de eventos públicos. Hasta la fecha existe este lugar, en la parte baja se construyeron unos baños públicos que hacían falta en el jardín y se encuentra a espaldas del monumento a Miguel Hidalgo frente a la antigua Escuela Primaria de Tezontepec. 

El Teatro del Pueblo de Tezontepec será recordado por muchas generaciones de adultos y jóvenes que todavía lo conocieron, que seguramente recuerdan todos los eventos, los acontecimientos e instantes de los cuales este lugar fue testigo, forjando de esta manera una inolvidable etapa en la historia de Tezontepec, dejando un vacío en varias generaciones que en este edificio vivieron sus épocas de juventud y las celebraciones más importantes de su pueblo. 

Estado actual del lugar en donde se levantó el Teatro del Pueblo de Tezontepec.


:: Fiestas de nuestro Pueblo, Acayutlán y Presas ::

jueves, 15 de agosto de 2013

LA FIESTA DE SAN JUAN BAUTISTA EN SAN JUAN ACHICHILCO


Fiestas de nuestro pueblo_______________

San Juan Achichilco es una localidad de Tezontepec de Aldama que se encuentra ubicada al suroeste de la cabecera municipal, su nombre “Achichilco” es de origen náhuatl y quiere decir “En el agua colorada” (Achichitl/ colorado – Atl/ agua – Co/ en). Esta comunidad tiene como Santo Patrón a San Juan Bautista y la historia del origen de su festividad en la región es muy interesante. Durante siglos Achichilco fue parte del pueblo de Santa María Nativitas Atengo, es decir era uno de sus barrios con el cual compartía no solo la jurisdicción territorial sino también la eclesiástica. En la actualidad ambos pueblos pertenecen territorialmente al municipio de Tezontepec de Aldama y religiosamente a la Parroquia de San Bartolomé del municipio de Tepetitlán, Hgo. Dentro del bautisterio del templo de La Natividad de Atengo se encuentra una antigua imagen de San Juan Bautista procedente de la época colonial, está tallada en madera policromada, es de pequeñas dimensiones (50 centímetros aproximadamente) y actualmente se observa ya deteriorada por el paso de los años. 

 Esta imagen fue la que el pueblo de Achichilco comenzó a venerar como su Santo Patrón para lo cual en un principio la gente de Achichcilco acudía hasta el templo de Atengo para venerarlo durante el mes de junio, pero pasado un tiempo comenzó a ser llevado en procesión desde Atengo hasta Achichilco y en el 24 de junio de 1946 fue cuando por vez primera la imagen de San Juan Bautista fue festejada en el pueblo de Achichilco con una verbena popular, los vecinos al termino de la procesión convivieron llevando café, atole, tamales, elotes y otros alimentos tradicionales haciendo de esta manera la primera fiesta patronal de aquél pueblo.
San Juan Bautista, Santo Patrón de San Juan Achichilco

Pasó el tiempo y por razones políticas cada vez más se acentuó el distanciamiento entre Atengo y Achichilco hasta que esta última comunidad definitivamente se separó en todos los aspectos de Santa María Nativitas Atengo y de esta manera tomaron a San Juan Bautista como su Santo Patrón definitivo ya que la Virgen de la Natividad de Atengo era la Patrona original de todos los barrios pertenecientes a este pueblo. Por alguna razón relacionada con este distanciamiento la imagen de San Juan Bautista de Atengo dejó de ser llevada a Achichilco, lo más seguro es que los encargados de este templo ya no les permitieron a los vecinos de Achichilco celebrar al Santo en su colonia, sin embargo ya estaba tan arraigada en el pueblo la tradición de San Juan que a pesar de su tristeza por no poder llevar la imagen de San Juan de Atengo, adquirieron su propia escultura de San Juan Bautista, igualmente pequeña pero fabricada en escayola la cual hasta la fecha es venerada en la capilla actual de Achichilco. 

 A partir de entonces comenzaron a construir su capilla entre los años cincuentas y sesentas con piedra negra, cemento y ladrillo, se desconoce la fecha de su conclusión pero la cruz del campanario fue colocada el 3 de diciembre de 1975 de acuerdo a una inscripción en concreto sobre el techo del edificio. Como dato curioso, muy cerca de la capilla de Achichilco pasando el río, está un peñasco donde hay varias piedras, en alguna de estas se encuentra grabada una huella pequeña como si fuera de un niño, pero los fieles del pueblo creen que se trata de la huella de San Juan Bautista y le llevan flores, veladoras y ofrendas además han construido ya en ese lugar una pequeña ermita. Esta creencia es muy semejante a la que se tiene en la colonia San Juan de Tezontepec donde se cree que el origen de la capilla en lo alto del cerro del Tixindó se debe a la aparición de San Juan Bautista en el lugar hace muchos años y como prueba dejó grabadas las huellas de sus pies en la piedra del cerro donde se posó durante su aparición.

Portada de la Capilla de Achichilco en su fiesta del 24 de junio

Redacción e investigacipon: Lic. Darío Eduardo Ortiz Quijano.
Agradecimiento por la información proporcionada por el joven Edgar Uriel Rodríguez Muñoz (18 años de edad) quien la escuchara de su abuelo el Sr. Crisóforo Rodríguez Falcón de 82 años de edad.
 

Sample text

Sample Text

Sample Text